Daffodil Pediatrics
 
 

Calmar a su hijo frente a la ansiedad de la separación

El infante “inseparable” llega alrededor de los 10 meses de edad y los padres lo sabrán cuando lo vean. Repentinamente, el apartarse de su línea de visión puede causarle un gran estrés. Esto puede atribuírsele en parte a un sentido del tiempo no desarrollado y a la falta de experiencia frente a la ausencia de los padres.

Afortunadamente, la ansiedad frente a la separación pasa con el tiempo. Es una etapa normal en el desarrollo de muchos niños que usualmente termina en la última mitad del segundo año. Mientras que el pequeño en pañales aprende que mamá y papá siguen volviendo después de que se van, el miedo se desvanece y la confianza del niño empieza a aparecer. Se trata de ir de un punto al otro teniendo momentos difíciles y en ocasiones también algunos momentos tiernos.

Este miedo en los niños se conoce como ansiedad a la separación y es una parte normal y saludable del crecimiento. Usualmente tiene un pico entre los 10 a 18 años, desvaneciéndose para el segundo año. Durante este tiempo el niño aprenderá que sus padres estarán siempre a su lado. Esta puede ser una lección dolorosa, pero su hijo se beneficiara en esos primeros pasos de independencia relativa, aprendiendo como usar la memoria rutinaria para tranquilizarse emocionalmente.

Para un padre, las emociones de tratar con la ansiedad a la separación de un hijo pueden ir desde el maravillarse, hasta el resultarle sumamente difícil. Ese fuerte tirón de sentirse amado y necesitado intensamente por un niño puede ser un lazo poderosamente afirmante, pero también puede provocar un sentimiento de sofocamiento, resentimiento o culpa al tener que dejar al niño en ocasiones. Puede despreocuparse, esta fase pasará.

Afortunadamente existen formas efectivas para ayudar a los padres e hijos a manejar esta transición. Un fuerte y saludable apego a los padres por parte del niño usualmente significa que esta fase se superará más rápido que ocurriría al no tenerlo. Es posible fomentar esto al mostrar mucha amabilidad y buen humor durante este periodo, manteniendo cualquier resentimiento lejos del infante. Al demostrar amor y calidez, se está preparando al niño a expresar y dar amor recíprocamente, con una base fuerte que se mantendrá en los años por venir. A continuación algunas sugerencias adicionales para que esta transición sea tan fluida, corta y positiva como sea posible:

Al llevar al niño a una guardería o centro para niños, recuerde gastar algunos minutos allí jugando con su hijo en ese nuevo ambiente, en lugar de irse rápidamente. Al momento de irse, asegúrele a su hijo que va a volver después.

La versión en inglés de este artículo fue publicada en la revista Healthy Children. Para ver el ejemplar, por favor haga clic acá.

La información contenida en este sitio web no debe usarse como un sustituto del cuidado médico, ni para reemplazar las recomendaciones dadas por su pediatra. Ya que pueden existir variaciones en el tratamiento médico recomendado por su pediatra de acuerdo a antecedentes individuales y otras circunstancias.

The Healthy Sidebar
Antibiotics cannot cure a cold - the 'common cold' and 'the flu' are both viruses (also called a viral infections). Anti-biotics only work against bacterial infections. It's not too late to have your child vaccinated again the flu.
Early Onset Puberty - A study conducted by the American Academy of Pediatrics (AAP) has documented that boys in the U.S. are experiencing the onset of puberty six months to two years earlier than reported in previous research.
Obstacles to Physical Activity. There are many benefits of regular physical activity; however, people often have many excuses for not being more physically active. The following information encourages families to consider all the benefits of being physically active and how to overcome some obstacles.